Powered by Blogger.

RESTAURANDO UNA YAMAHA FJ 1200 de 1987 by TECHE (4ª parte)

Tuesday, July 23, 2013

Engañando a Bosco un rato por la noche nos dedicamos a desmontar una de las botellas, si bien antes yo ya había desmontado media moto...


Tocaba hacer algo que no había tocado en mi vida realmente, al menos, en una moto así. Así que desmontar es fácil, pero restaurar lo podrido de dentro de una botella es realmente jodido...el líquido hidráulico, aceite, estaba en condiciones asquerosas...



 Es una putada desmontarlas, porque llevan un mecanismo "antidive", antihundimiento en cristiano, y funciona a través del líquido de frenos...por lo que tienes que volver a purgar todo el sistema, pero qué le vamos a hacer.
Una vez aflojadas las tijas y quitado el "triple tree" de arriba, puedes sacar las botellas sin problema, pero mejor sacar el tapón antes de quitarla, por aquello de que esté agarrada para poder desaflojar.



 Los muelles como todos, eso sí, de calidad, no como los que lleva la Sportster, que son una mierda los de serie. Estos llevan un sistema mucho mejor para cerrar las botellas, casi sin esfuerzo, y además es regulable.

Esta es la arandela que va encima del retén, debajo de la junta antisuciedad...oxidada y llena de mierda a más no poder. Debería haberla cambiado, pero la pulí.
Con un par de empujones osunos sacamos la barra, eso sí, antes tuvimos que investigar en el manual de taller...un poco, luego nos dejamos llevar por la intuición, a riesgo de cargarnos algo, pero salió bien...gracias a dios.



Aquí se ve el retén que sacamos, hecho polvo… estaba muy muy pegado de la mierda que había entrado y demás, pero lo dicho, un tirón fuerte gracias a Bosco y salió del tirón.


 Esta foto es anterior, pero se ve cómo sale todo el aceite en mal estado habiendo quitado el mecanismo anti hundimiento. Si no lo quitas no sale todo el aceite.


Al día siguiente, que tuve un rato por la mañana, me dediqué a sacar la otra y poner los retenes nuevos. No fuí capaz de meterlo del todo, se necesita un útil...yo usé la cabeza y la fuerza, no preguntéis. Seguro que tengo que volver a abrir jajaja.


Rellené con aceite BelRay 10W que es lo marca Yamaha en el libro, a su medida (es transparente, curioso...)



Por desgracia no hice fotos de los retenes nuevos puestos ni nada...a veces se me olvida, ya lo siento...
Con ellas fuera se procede a cerrarlas para no liarla parda al ponerlas, mucho mejor apretar en el suelo.

el color gris que tenía lleno de picotazos no me molaba, así que las lijé y las di puntura negra, a juego con todo lo demás...


Esperemos que vaya bien cuando la ponga a rodar...
Se me fué ligeramente la olla unos días después y decidí pintar el motor en negro mate anticalórica. Poco que comentar, una hora de preparación, o más, para 5 minutos de pintura: lo hice por la noche, así que si de por sí son malas las fotos, por la noche no te digo nada...





La verdad sea dicha, ha quedado precioso...si bien, el original lleva los bordes pulidos...pero me gusta tanto que la voy a dejar así, si veo que me apetece le meto la dremel y a quitar bordes, pero de momento así se queda.

Antes de hacer esto restauré varias tapas y cosas, aquí dejo unas fotos...he hecho más, pero las pondré más adelante.



Esta tapa estaba hecha mierda, la pulí entera los arañazos y la dejé en hierro vivo. Luego la pinté las letras primero y volví a pulir, luego laca y unos detalles de borde, porque era toda negra y no me convencía...



Pulí los tornillos para que quedaran en hierro y los laqué también. Así quedó.


Ya sabéis por qué os digo que no llevéis llaveros largos...se comen todo. Esta quedó pintada y lacada...ya la veréis en el reportaje final.

No comments:

Post a Comment

 

Popular Posts

Most Reading